Como hemos indicado en la anterior publicación sobre el número de cerdos sacrificados en la primera quincena de diciembre de 1943, vamos a recordar a algunas de las personas que en aquellos años iban por las casas realizando esa tarea.

Comenzamos por Manuel Ortega que es el que yo conocí de pequeño cuando acudía a mi casa a sacrificar los dos cerdos que antes habíamos criado.

Haciendo click sobre la siguiente imagen accedemos  la lectura de lo publicado sobre él en esta crónica en enero de 2016.