La grave situación que estamos atravesando como consecuencia del COVID-19 también está provocando que nos encontremos ante imágenes inacostumbradas como ocurre en estos días en nuestro templo parroquial.

Las imágenes de nuestro Patrón San Roque y nuestra Patrona la Virgen de las Batallas se encuentran junto al altar de nuestra parroquia en fechas en las que con una situación normal estarían en sus respectivos camarines en la Ermita de San Roque. La situación de pandemia hizo que sus traslados hasta el templo parroquial con motivo de sus fiestas patronales se realizase con la cautela adecuada a la situación en la que nos encontramos y una vez finalizadas ambas se ha decidido que permanezcan en la parroquia. Decisión que considero muy oportuna para que los arjonilleros nos encontremos más cerca de nuestros patronos en estas fechas tan complicadas de pandemia. Tiempo habrá y ocasión oportuna de que regresen a su lugar acostumbrado.