En la visita que realicé el pasado día 23 a la Real Parroquia de San Ginés de Madrid sobre la que se hizo ayer la publicación correspondiente, tuve también la oportunidad y gran suerte de poder presenciar en magnífico Belén que allí se encuentra expuesto en estas fechas. Y por si alguien, a pesar de la información de ayer sobre esta parroquia, se pregunta el motivo por el que en esta página dedicada al acontecer histórico y actual de nuestro querido pueblo de Arjonilla se publica algo que sucede en Madrid, el motivo no es otro que las manos responsables del montaje del mismo son arjonilleras. Bernardo Toribio Castro y Cayetano Francisco Ramírez Carmona, como sacristanes de esta parroquia y Juan Manuel Criado Cayuela, también paisano nuestro y sacristán de la Parroquia de la Santa Cruz (Madrid) son los responsables principales del montaje de este histórico Belén. Colaboran con ellos en este montaje un grupo reducido de personas entre las que podemos citar a Antonio José Martínez Rodríguez y Juan José Casenave Clemente.

En este caso, más que hablar de Belén, ya que no se trata de un Belén tradicional en el que se representa a la humilde familia llegada desde Nazaret, sino a figuras con el tratamiento de Reyes, se puede definir como la Gran Epifanía Real. Con la llegada desde Nápoles en 1759 para convertirse en Rey de España, Carlos III quiso que aquí se siguiese la tradición belenística napolitana y mandó la creación de este Belén imitando al estilo napolitano. Con ello quería además rendir culto al Rey de Reyes.

Se trata de un Misterio barroco, con figuras vestideras de tamaño académico en el que sólo son originales de la época de su creación, la Virgen María y las ropas. Las ropas que son de mediados del siglo XVII y del XVIII, son telas reales que representan a todos los reinos de España, incluidos entre otros, Perú, México y Filipinas, con brocados y sedas bordadas y firmadas. La Virgen lleva un manto azul de seda, perteneciente a Carlos III, con cenefa en la que figuran castillos y leones.

En cuanto a las figuras, como ya hemos adelantado, son originarias del siglo XVII y XVIII, la Virgen María y los Ángeles. San José, el Niño y los Reyes Magos, son actuales y han sido creadas por Antonio José Martínez Rodríguez, escultor imaginero nacido en Beas de Segura (Jaén) con taller en Madrid.

Una corona plateada que deposita el rey Melchor a su izquierda, al adorar al Rey de Reyes, corona que a su vez simboliza la Corona Española, también oficial, que es de plata y figura en Palacio Real, utilizada en algunos acto oficiales del Rey.

Se trata de uno de los belenes más bellos de los que se instalan cada Navidad en Madrid y es muy visitado tanto por los madrileños como por las personas que pasan estos días en Madrid.

Para que podáis verlo y disfrutarlo aunque sea de este modo, se adjuntan varias imágenes tomadas por Juan Manuel Criado Cayuela que como ya hemos dicho con anterioridad, se trata de uno de sus montadores.

 

 

 

 

 

 

 

Como el día de mi visita era anterior a la fecha de la Natividad de Jesús, el Niño aún no se encontraba formando parte del Belén, sino que se encontraba en la Sacristía, lo que me permitió apreciarlo de cerca y tomar esta fotografía en la que se puede observar su gran belleza. Niño Jesús que aparece sentado sentado con el globo del mundo en su mano derecha y bendiciendo como Rey de Reyes.