LA CORPORACIÓN MUNICIPAL NO ASISTE A LA IGLESIA EN LA FESTIVIDAD DE LA INMACULADA DE 1793