En el día de hoy traemos al recuerdo a un personaje olvidado en nuestro pueblo pero que tuvo un papel importante durante un largo tiempo. Se trata de D. Laureano Montijano Buendía, médico, natural de Alfacar (Granada). Fue nombrado médico titular en Arjonilla el 15 de octubre de 1929 y cesó el 4 de mayo de 1964. Fueron casi 35 años, lo que supone toda una vida laboral dedicada a los arjonilleros. Yo lo recuerdo pero lamento no disponer de fotografía alguna. Vivía en la actual calle Lope de Vega en la casa que ha tenido como últimos moradores a Rafael Puentes Ramírez y su esposa Quiteria Díaz Gómez, que por cierto que ha fallecido recientemente.

Como recuerdo de él tenemos una publicación en el Boletín Oficial de la Provincia de Jaén en su edición del 27 de octubre de 1956, en la que el Presidente del Ilustre Colegio de Médicos de Jaén comunica al Gobernador Civil informa de una declaración jurada que le ha sido presentada por D. Laureano Montijano Buendía en la que informa de la pérdida de un talonario de recetas de estupefacientes.