En estos días del mes de julio de 1808, (desde el 9 al 14) el General Castaños se encontraba en Arjonilla en los preludios de la Batalla de Bailén.

Tal y como recoge Miguel Agustín Príncipe en su obra “Guerra de la Independencia. Narración histórica”, El General Castaños había llegado a Arjonilla el 9 de julio.

Y aquí estuvo acuartelado junto a su tropa, ocupando la casa de los Marqueses de Oquendo, frente a la iglesia, entre las actuales casas de Paco López y el Bar Los Arcos.

Fachada de la casa donde estuvo acuartelado Castaños. Foto de Paco Ruz Rueda.

En la madrugada del 14 al 15, Castaños salió con su tropa hasta Andújar, pasando por los Visos, donde se produjo un importante enfrentamiento con el ejército francés.