CONVIVENCIA EN EL CERRO DE LA COFRADÍA DE LA VIRGEN DE LA CABEZA EN 1994