Tal día como ayer, 12 de febrero, pero de 1883 (hace ya 133 años), Manuel García Jiménez,  Alcalde de Arjonilla y Caballero de la Real Orden de Carlos III, en sesión plenaria del Ayuntamiento, ante la asistencia irregular de los niños a la escuela por no poder pagar las mensualidades, acuerda suspender este pago indemnizándose a los maestros. Presentes en las sesión estuvieron como invitados los maestros que manifestaron el gran interés del alcalde por la enseñanza y los maestros.
     El consistorio aprobó destinar en el presupuesto del 2º semestre del año 400 pesetas para cada profesor y 266,67 para la profesora como pago de indemnización de toda clase de retribuciones de niños y niñas de 6 a 12 años.
     Nos congratulamos de esta decisión del alcalde en aquellos tiempos en aras de la gratuidad de la enseñanza de los niños arjonilleros pero desconocemos el motivo por el que los niños debían abonar una cuantía de dinero pues en esa época la enseñanza en España estaba regida por la Ley de Instrucción Pública de 1857, conocida como Ley Moyano.
    
Imagen de una escuela de la época, pero no de Arjonilla