Como de todos es conocido, la
contienda civil de los años treinta impuso un parón en la vida de las
cofradías, las cuales a partir de su finalización fueron recobrando la
normalidad poco a poco.

         Así ocurrió con la cofradía de Nuestra Señora de la Cabeza
de Arjonilla, que una vez finalizada la contienda en 1939, se reúne en cabildo
en el mes de agosto con el fin de reorganizarse. El acta de esta reunión dice
así:

         “En la Villa de Arjonilla a diez de Agosto de 1939
reunidos varios de los antiguos hermanos que componían la Cofradía de Nuestra
Sra. de la Cabeza en esta referida villa, después de un cambio de impresiones y
de la consiguiente deliberación acordaron por unanimidad llevar a efecto la
reorganización de tan venerable cofradía invitando para ello a todos los que
fueron cofrades de la misma y admitiendo a los que nuevamente lo soliciten y
que por sus buenos antecedentes tanto morales como Religiosos sean dignos de
pertenecer a ella.

         A tal objeto y para poder llevar a efecto la referida
reorganización de la Cofradía, los reunidos acuerdan unánimemente nombrar de
entre ellos una comisión que como Junta de Gobierno se entienda con todo lo
relativo a dicha reorganización, recayendo los nombramientos en los Sres.
siguientes:

         Para Hermano Mayor al Capitán de la Guardia Civil, D. Manuel
Rueda García.

Para Gobernadores: D. Felipe
Auge Pérez, D. Francisco Carmona Modrego, D. Juan López Delgado, Miguel
Navarrete Montoro y Roque Ruano Aybar.

         Para Fiscales: D. Manuel Aguilera Pérez y D. Manuel Pérez
Navarrete.

         Para Tesorero: D. Cayetano Carmona Hernández.

         Para Secretario: D. José Ramírez Hernández.

         Que estos cargos serán desempeñados por los referidos hasta
que celebrada la tradicional fiesta de Cofradía el Domingo de Pascua de
Pentecostés se proceda al nombramiento de nueva Junta para el año
venidero.”

         De significar en esta reorganización de la cofradía es la
persona que ocupa por primera vez la mayordomía, Manuel Rueda García, por
tratarse de alguien que había participado activamente en la defensa del
Santuario siendo entonces teniente de la Guardia Civil y jefe de la primera y
segunda Secciones, y segundo en el mando de la tropa allí existente, tras el
Capitán Cortés. Nuestro paisano sobrevivió al asedio al Santuario, siendo
ascendido a Capitán por méritos de guerra y muriendo en Andújar el 11 de  noviembre de
1941 a los 35 años de edad, lo cual le permitió antes ejercer la mayordomía de
la cofradía de la Virgen de la Cabeza en su pueblo natal. Sus restos reposan en
la cripta del Santuario.



CAPITÁN RUEDA

     De  todos los arjonilleros es sabido el encuentro que hubo entre el entonces Teniente Rueda y su madre,Encarnación García. Recuerdo de ese momento histórico es el monolito existente en el margen derecho de la carretera que da acceso a la explanada de la plaza del Santuario, frente al cuartel de la Gurardia Civil.

 
 
 
 
     En el monolito figura esta leyenda que informa del encuentro cuyo texto se coloca debajo ya que la falta de pintura impide una fácil lectura de la misma.

 
 
AQUÍ TUVO LUGAR LA ENTREVISTA DEL
TENIENTE RUEDA CON SU MADRE
TRAÍDA POR LOS MARXISTAS
PARA INSTARLE INÚLTILMENTE
A LA RENDICIÓN
 
 
 
 
     En la siguiente foto familiar podemos apreciar a la madre del Capitán Rueda entorno del santuario junto a un grupo de familiares:
arriba junto a la imagen del águila, el niño Juan Navarro Lara, residente actualmente en Sabadell, quién fue uno de los principales valedores de la Asociación de Arjonilleros en Cataluña. Abajo, de izquierda a derecha, en primer lugar los padres de Juan, Francisco Navarro Cledera y Antonia Lara Carmona; Encarnación López Blanco; Encarnación García (madre del Capitán Rueda); Ana Mª Hernández Díaz y Juan García Uceda.
 


          El Diario ABC en su edición del 12 de noviembre de 1941 recoge la noticia del fallecimiento del Capitán Rueda.